Consejos a tener en cuenta para el cuidado de tu sofá

PedroOrtiz

El sofá es uno de los muebles más utilizados en cualquier hogar. Como centro de la sala de estar, es una de las primeras cosas que los huéspedes ven cuando entran en la casa. Ya sea en áreas públicas o en los espacios más privados de la casa, el sofá merece un cuidado y mantenimiento adecuados, ya que una familia lo utilizará durante muchos años. Dependiendo de su forma, configuración, material y estilo, esta versátil pieza puede marcar el tono de una habitación y también determinar la funcionalidad de un espacio, así que es conveniente tomarse el tiempo necesario para considerar cuidadosamente la elección de asientos antes de realizar la compra. Estos muebles grandes no son tan fáciles de reemplazar como los cojines o los accesorios decorativos, así que antes de comprar uno, hay que considerar los hábitos de limpieza o mantenimiento y el uso que la familia le vaya a dar. Basta con seguir unos sencillos consejos para mantenerlos en perfectas condiciones.

Evitar las luces directas

 

Un sofá se resentirá más si tiene fuentes de luz directamente apuntándole, especialmente en distancias cortas. El calor de la lámpara puede oscurecer la tela del mueble e incluso la madera, por lo que es conveniente que las fuentes de luz hacia el sean indirectas o generales, como una lámpara de techo.

La iluminación es importante y las tarifas de luz variables: un hogar con una tarifa con Endesa en Roquetas de Mar (más información aquí) o uno que tiene una tarifa de luz con Endesa Murcia (más información aquí) pueden pagar lo mismo pero seguro que usan sus fuentes de iluminación de manera distinta.

Cuidado del tejido

 

Los sofás tapizados requieren un relleno regular para mantener su forma. Esto no es un concepto muy complicado, así que cada vez que un área parezca hundida o deformada, simplemente se pueden dar palmaditas (o puñetazos) para que vuelva de nuevo a su forma original. Los cojines y las almohadas también deben reposicionarse y girarse de vez en cuando para minimizar el desgaste. Se puede eliminar la suciedad y los residuos con la mano o con un cepillo suave. La tapicería de tela se beneficiará de un cepillado suave para eliminar las marcas de presión. Los sofás de cuero también se pueden limpiar con un paño. Aspirar de vez en cuando es lo ideal, pero hay que asegurarse de poner la aspiradora en un nivel bajo. Es importante limpiar los derrames de líquidos inmediatamente para evitar que se manchen permanentemente.

 

Para las piezas de madera

 

Si se tiene un sofá tradicional, basta limpiarlo con un paño suave y húmedo (nunca empapado). Se deben usar instrumentos para pulir y limpiadores químicos con moderación, y hay que asegurarse de revisar las etiquetas para un uso apropiado. Se deben proteger las piezas de madera de los líquidos, la humedad, el calor o la luz solar directa, y los cambios extremos de temperatura, ya que estos pueden agrietar o secar la madera.

Para las piezas de metal

 

La mayoría de los sofás están hechos con una combinación de un material suave con acentos metálicos. Los brazos o las piernas de metal suelen ser de aluminio o acero inoxidable. Simplemente se deben limpiar estas áreas con un paño húmedo e inmediatamente seguir con uno seco. El agua puede oxidar las piezas metálicas, por lo que el secado es importante. Los muebles de plástico se pueden limpiar simplemente con una solución de agua y jabón suave. Sólo hay que asegurarse de que estén bien enjuagados y secados para evitar que queden películas pegajosas.

 

Pedir refuerzos

 

Los sofás son relativamente fáciles de mantener, a menos que estén hechos de un material delicado o especial. Para ello, siempre puede comprobar las etiquetas de limpieza o las instrucciones del fabricante. Si hay manchas que no se pueden eliminar con los consejos anteriores, se puede considerar la ayuda de un profesional. Hoy en día hay muchas empresas que ofrecen este servicio.

 

Cómo elegir el sofá cama perfecto

PedroOrtiz

Qué duda cabe que el sofá cama se ha convertido en un elemento imprescindible en multitud de hogares. Pocos muebles son tan versátiles como éste, igual de válido a la hora de decorar un salón, como la habitación de invitados e incluso la habitación de los más pequeños pero, ¿cómo elegir el sofá cama perfecto?

El sofá cama ha evolucionado sobremanera en los últimos años. Atrás han quedado aquellos muebles donde el diseño quedaba en un segundo plano y tan solo importante el sofá como una cama supletoria cara a satisfacer las necesidades de hospedaje en casos concretos. Arduas estructuras y camas no muy cómodas que llegan a significar todo un suplicio para quienes dormían en ellas.

En la actualidad, el sofá cama moderno aúna a la perfección confort y diseño, pudiendo rivalizar en cuanto a belleza estética con el sofá de toda la vida, el sofá de salón.

Elegir del sofá cama perfecto

Elegir un sofá cama no es una tarea fácil. No se trata de elegir online o acudir a la tienda de turno para elegir un sofá que simplemente nos guste. Es preciso que tengas en cuenta estas ideas para elegir el sofá cama perfecto… al menos para ti y para tu espacio.

Color:

El color es imprescindible porque, como es normal, debe combinar a la perfección con la tonalidad del resto del mobiliario en el espacio que se va a instalar. Apuesta por colores neutrales y cálidos. Y si tienes habitaciones donde predomina el blanco, optar por un sofá cama de color, que resalte.

Tamaño:

Antes de comprar un sofá cama debes medir el espacio o los espacios donde creas que vas a colocar el sofá cama. Si no puedes llevarte un disgusto tanto por exceso como por defecto en cuanto a centímetros.

Plazas:

Es importante que el sofá cama satisfaga tus necesidades en lo que a plazas se refiere. Sin sois muchas personas en casa puedes combinar diferentes sofás como la clásica fórmula del 3 + 2 o del 3 + 3.

Mantenimiento:

Elige un tapizado fácil de limpiar, que éste con un simple aspirado o un paño húmedo se quede como nuevo. No te compliques.

La calidad de las patas:

Es un detalle vital a la hora de elegir tu sofá cama perfecto. La tendencia actual apuesta por las patas de madera. Éstas deben ser muy resistentes.

Mecanismo fácil:

No te compliques demasiado y opta por un mecanismo fácil a la hora de abrir y plegar el sofá cama. Buscas comodidad y rapidez en el uso, y tu sofá cama debe proporcionártelo.

Pruébalo:

Si puedes hazlo. Y es que aunque todos los sofás cama (al menos los de nuestra marca) son cómodos y confortables preocupándose por cada parte del cuerpo,

puede ser mejor que tu opinión en cuanto a un sofá cama u otro cambie en función de si lo pruebas o no.

Resto del mobiliario:

Piensa muy bien en el estilo con el que tienes decorado el ambiente donde vayas a colocar tu sofá cama. Sigue una línea estética definida y apuesta por crear un ambiente al unísono y elegante.

Reposabrazos.

Si quieres elegir un sofá cama perfecto, éste sin duda debe tener reposabrazos, no hay duda. Aparte de darle un aspecto más de sofá tradicional, es mucho más cómodo cara a disfrutar de una experiencia mucho más confortable sobre tu sofá.

Descubre nuestro catálogo haciendo click* en la imagen

 

Viscoelástica sentarse en el cielo

PedroOrtiz

Decía el filósofo alemán Friedrich Nietzsche que “el que no tiene dos terceras partes de la jornada para sí mismo es un esclavo, sea lo que sea: político, comerciante, funcionario o erudito”.

Quizás razón no le faltaba, aunque tan importante es tener tiempo para uno mismo como para poder descansar.

Material viscoelastico

El auge y la incursión de la tecnología en nuestra vida cotidiana nos permite disfrutar de mejoras y comodidades en nuestros hogares. A los numerosos aparatos electrónicos a los que tenemos acceso y que nos hace la vida más fácil, hay que añadir las mejoras en el sector del descanso.

Materiales como la viscoelástica, cuya existencia se debe a la NASA, los encontramos desde hace un tiempo en colchones y ahora en sofás.

La viscoelástica o “espuma con memoria”, fue creada por la agencia espacial americana para amortiguar y paliar los fuertes efectos que sufrían los astronautas durante el despegue de la nave espacial y la entrada en la atmósfera. Su exitoso resultado, dio lugar a que dicho material se introdujera en el sector de la medicina para después dar el salto a diferentes mercados.

En el caso de la decoración, diseñadores e interioristas, cada vez más apuestan por sofás con acolchados de viscoelástica. Los beneficios para la salud y el descanso que este material ofrece junto con el diseño moderno que presenta, lo hace idóneo no sólo para nuestros espacios más privados, sino también para hoteles y demás lugares públicos.

 

Modelo Angela 10 cm Viscoelástica

 

Sofás Viscolatex

Al contrario de lo que muchos piensan, los sofás de viscoelástica son muy habituales para cualquier época del año por su propiedad atérmica, aunque su aspecto diga lo contrario. Por otra parte, su adaptabilidad al cuerpo (de forma suave y sin ejercer presión sobre él) y su durabilidad (recupera la forma original enseguida) ofrecen un descanso inmediato. Además, es un material hipoalergénico, como el látex y la fibra sintética, por lo que evita la proliferación de hongos, bacterias y alergias.

Los sofás de viscoelásticas son muy populares entre los más exigentes ya que, el material aparece en reposabrazos, respaldos y asientos.

Asientos Viscoelástica

Según los expertos, los beneficios de la espuma ergonómica empiezan a notarse a partir de 5 o 6 cm de espesor. Es decir, a partir de ese acolchado, los sofás serán más adaptables al cuerpo y “recogerán” enteramente tu descanso.

Pedro Ortiz se distingue del resto de sus competidores, por ofrecer sofás de viscoelástica con hasta 10 cm de espesor. Logrando un confort de nivel superior.

PEDRO ORTIZ SOFÁS

Avenida de la Paz s/n

30510 Yecla (Murcia) Spain
P.O. Box 12

968 751 371

968 791 540

@ info@pedroortiz.com

REDES SOCIALES

SOCIAL NETWORKS

RESEAUX SOCIAUX

Pedro Ortiz Projects